IMG_7573
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

El sentido del olfato es el único sentido directamente conectado al centro emocional de tu cerebro. Ningún otro sentido lo está.

Últimamente estoy leyendo mucho sobre el olfato y las emociones, un tema que encuentro muy interesante.

Por eso en la parte teórica de nuestros seminarios de mantrailing cada vez dedico más tiempo a hablar de lo unidos que están el olfato y las emociones, porque creo que es esencial que en todo tipo de trabajos con perro – sobretodo en los que están fuertemente ligados al olfato como el mantrailing pero aún más si cabe en el trabajo de los perros de venteo y detección de sustancias, que trabajan con memoria a largo plazo- tengamos siempre presente durante el trabajo la importancia de las emociones.

Queremos –mejor dicho NECESITAMOS- que nuestro perro asocie siempre el trabajo a emociones positivas: felicidad, orgullo, logro… y el olfato, aunque no seamos conscientes de ello, tiene un papel muy importante en esto.

Además, cuando practicamos con nuestro perro una disciplina en la que tiene que usar un sentido tan ligado al sistema límbico como es el olfato, unir experiencias olfativas a emociones positivas se vuelve imprescindible.

En el caso de los trabajos de DETECCIÓN, usando su olfato encontrará la sustancia que le reporta premio.

En el caso del MANTRAILING, usando su olfato para seguir la estela de olor del figurante, va a llegar hasta él, que le entregará su comida favorita o jugará con él con su juguete preferido.

Por eso nosotros, por ejemplo, antes de empezar un trail dejamos que nuestro perro huela toda la zona y al acabar el trail regresamos al punto de inicio por el mismo camino, permitiendo al perro olisquear todo lo que no ha podido olisquear mientras seguía el trail. Esto forma parte de su recompensa por el esfuerzo hecho al seguir el trail; forma parte de la creación de una emoción durante el trabajo; forma parte, en definitiva, de una manera de hacer respetuosa con el perro y sus necesidades como individuo.

Evidentemente, la importancia de proporcionar al perro experiencias olfativas gratificantes se extrapola completamente a la vida cotidiana de todos los perros, empezando por la importancia ESENCIAL de permitir al perro usar su olfato tanto como desee durante los paseos, estimular su capacidad olfativa con juegos y actividades o incluso usar aromas y esencias florales en casa para crear ambientes relajados.

Todos los perros tienen el derecho y la necesidad de usar su olfato y nosotros el deber de crear en nuestros compañeros emociones positivas que les hagan sentirse felices, realizados, importantes, valorados y queridos.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MONICA DÍAZ TRÍAS .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SITEGROUND.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.